Powered By Blogger

27 de enero de 2023

lp--Memoria Histórica del Bozal en la España Nazi Penitenciaria Homosexual Sanitaria--ic

                     

Foto de la prensa colaboracionista. Ejemplo de adoctrinamiento a la clase trabajadora alentándola al uso del bozal y criticando la libertad de elección de no usarlo.

Antes de que empiece el Gobierno Nazi Penitenciario Español Homosexual Sanitario a emponzoñar la historia con su Ministerio de la Memoria, hay que dejar escrito que el coronavirus fue el instrumento para instaurar en España una férrea y corrupta dictadura nazi penitenciaria, de favoritismos homosexuales y sanidad venenosa, operada por secuaces gratificados por la China Nazi Comunista.

En ningún país del mundo salvo, naturalmente en China, se ha llegado a la paranoia de prohibir la respiración en espacios abiertos. El nazismo español ha sido una exacta réplica del chino. Incluso, durante los primeros meses del encarcelamiento de la población por coronavirus en el 2020, el gobierno nazi español planteó la posibilidad de crear campos de concentración para infectados de coronavirus, que en televisión, con infantilismo venenoso llamaron “Arcas de Noé”. Eso sin mentar el despliegue del ejército y policía agresiva y especialmente armados y apostados en calles y carreteras para imponer la dictadura y asegurar el encarcelamiento de la población (muchos países europeos alucinaban con el nuevo nazismo español). Un auténtico terrorismo de estado en toda regla con un ejército y policía severamente adoctrinados en su misión “salvadora”.

Los medios de comunicación, información e internet fueron inmediatamente intervenidos por el estado con la misma censura y protocolo de adoctrinamiento ideológico de la población de la China Nazi Comunista.

Tras dos largos meses de encarcelamientos dictados por el Caudillo Penitenciario Fascista Español Homosexual Sanitario Sánchez y su Vice Caudillo Iglesias (de igual ideología nazi), contra la población trabajadora española (el encarcelamiento no era lo mismo para las clases políticas y ricas que para el trabajador, que para él era desmedidamente represivo y asfixiante). El 20/4/2020 el Caudillo emite otro bando nazi por el que prohíbe respirar decentemente ¡A CIELO ABIERTO! (inaudito en todo el mundo salvo en China).

El día que se impuso la prohibición a la respiración por la obligatoriedad del bozal a cielo abierto, fue de película. Las calles de España se convirtieron en patios de prisiones. Miles de parejas de policías se apostaron en las plazas y calles importantes con evidente agresividad marcial, para acosar e intimidar a todo aquel que no llevara el hocico cubierto con el bozal, el símbolo nazi de la nueva dictadura española instaurada con el coronavirus por el Caudillo mismo, el 14-3-2020.

El 26 de julio del 2021, tras más de catorce meses se libera a la clase trabajadora de respirar con bozal a cielo abierto; solo a cielo abierto. Tras más de una año respirando pobremente, la clase trabajadora española empezó a enfermar. Los que usaron el bozal obedientemente no eran capaces de afrontar un simple resfriado o gripe, las alergias subieron y en septiembre empezó otra tanda de encarcelamientos (esta vez nocturnos) y prohibición de desplazamientos en fines de semana y festivos contra la clase trabajadora, sobre todo por parte de los Caciques Nazis Autonómicos, los más radicales fascistas. Fue la primera oleada, otra nueva epidemia causada por el uso del bozal.

Con estas campañas de bozal intensivo y extorsión, acoso y robo a la población obligándola a comprar el bozal como uso diario; los beneficios de ventas y porcentajes cobrados a los distribuidores y suministradores, llegaron a los bolsillos del Caudillo, ministros y otros jerarcas nazis del gobierno penitenciario homosexual sanitario.

Además del beneficio económico que les reportó la venta de bozales, el fin de tal medida era la humillación de la clase trabajadora e inmersión ideológica en la nueva dictadura (adoctrinamiento fascista). Ya que el bozal fue el medio de acobardar, acosar, debilitar y enfermar a la clase trabajadora para obtener un buen nivel de sumisión y obediencia que diera larga vida a la dictadura china (España es a China lo que Cuba era a la URSS, una colonia china nazi de maneras comunistas en Europa).

En tanto la población se adoctrinaba y acobardaba, el Caudillo vendió “patentes de corso” a los Caciques Autonómicos dándoles carta libre para acosar, extorsionar y encarcelar a la población trabajadora como y cuanto quisieran.

Las radicales taifas autonómicas nazis como Cataluña, Baleares, Valencia, País Vasco y Galicia, entre las más destacadas por su fascismo exacerbado; mantuvieron encarcelamientos nocturnos y la prohibición de trasladarse entre pueblos y ciudades hasta bien entrado el año 2022.

España era una orgía nazi en la que los Caciques Autonómicos Nazis competían entre sí por ser los más duros acosadores de la libertad y necesidades biológicas de la población. Con ellos entró la segregación racial del brazalete nazi o pasaporte covid para negar servicios y recursos a los no vacunados. Con lo cual, los vacunados todos juntos y en exclusividad, también montaron una gran bacanal de contagios de coronavirus entre ellos.

A finales de abril del 2022, después de dos años de la prohibición de respirar, se perdonó del uso obligatorio del bozal en interiores con excepciones.

El bozal había sido un éxito arrollador, millones y millones de españoles obedientes y fervientes feligreses del nazismo español se lo calzaron en el hocico sin dejar de llevarlo en los dos largos años de su imposición.

El Caudillo, en el citado abril 2022, dicta otro bando por el cual deja de ser obligatorio respirar podridamente (con bozal) en interiores (excepto geriátricos, centros sanitarios, farmacias, ortopedias y ópticas). Aunque la masa trabajadora debe seguir humillándose en el transporte público hacia sus puestos de explotación (el bozal es un símbolo ideológicamente importantísimo del nazismo a la china en España). El Caudillo Nazi Penitenciario Homosexual Sanitario, usa a sus perros sindicalistas y empresarios colaboracionistas para que muchos trabajadores deban pudrir su salud y dignidad usando el bozal durante toda su jornada laboral.

Y aquí comenzó otra gran epidemia, la segunda causada por el empobrecimiento orgánico de la masa trabajadora, que había perdido sus defensas con el uso paranoico del bozal.

Lo que cualquier individuo con conocimientos básicos de su naturaleza humana ya sabía, ocurrió: la gente que sumisa y devota del nazismo usó durante dos largos años el bozal comenzó a enfermar por cientos de miles.

Perdieron la inmunidad natural que el aire proporciona y debilitaron hasta ser vergonzoso, el sistema inmunitario y los pulmones. Por supuesto, los ataques de alergia se dispararon. La infancia padeció muchos casos de afecciones de bronquios y asma.

Fue tanta la cantidad de gente enfermándose por el uso del bozal que el gobierno nazi penitenciario español homosexual sanitario, y las taifas nazis autonómicas, contemplaban de nuevo encarcelamientos y extorsión contra la clase trabajadora frotándose con avidez las manos. De hecho, Cataluña, hasta mediados de enero del 2022, mantuvo encarcelamientos nocturnos y prohibiciones a la movilidad de día.

Pero en general, lo que salvó a la clase trabajadora de ser condenada de nuevo a la encarcelación, humillación y la enfermedad, fue la ruina económica en la que estaba sumida España. Ya no podía detener la actividad empresarial y laboral. Estaba cerca un crack económico como el que sufrió Grecia en el 2015.

Una anécdota clarificadora del nivel de paranoia nazi que el gobierno español y sus taifas autonómicas alcanzaron:

La presidenta de Alemania, la Merkel, en una visita a España en octubre del 2021 le preguntó muy sorprendida al Caudillo Nazi Sánchez, porque tanta gente usaba el bozal a cielo abierto si, además, ya no era obligatorio: "En Dinamarca no llevaba nadie mascarilla y aquí, todo el mundo", remarcó. El Caudillo le respondió con orgullo fascista, que se trataba de civismo y responsabilidad. Hay que decir además, que España ya tenía una de las tasas de vacunación más alta del mundo. El miedo en España es terrible e incluso embarazoso de explicar para los políticos nazis.

Y la cobardía no es algo de lo que sentirse orgulloso, por mucho que predique el Gobierno Penitenciario Nazi Español Homosexual Sanitario.

El resto de Europa, por decir lo mínimo, hace muchísimos meses que no exige bozal en transporte público ni en interior alguno. España y sus taifas autonómicas es la eterna dictadura, la que siempre llevará medio siglo de atraso con respecto al mundo.

Los alemanes también son responsables y cívicos sin bozal, la Merkel no es tonta. Sabía muy bien en aquel momento, que el bozal en los españoles era puro miedo y adoctrinamiento ideológico nazi chino. También sabía la presidenta que los alemanes jamás hubieran llegado a ese servilismo, obediencia y fe en el estado; como los que la población española profesaba a su Caudillo y secuaces.

El pueblo español, a fecha de hoy, cuando se dice que a principios de febrero 2023 el Caudillo va a liberar del bozal a la clase trabajadora en el transporte público; es una manada perfectamente adaptada a las férreas dictaduras como la actual china o la anterior de Franco.

Durante estos tres años, ha sido tan bien amaestrada la clase trabajadora en callar y obedecer gracias al bozal, que el Gobierno Nazi Español Penitenciario Homosexual Sanitario amaña todo tipo de leyes para obtener impunidad de su corrupción y delitos. Y dicta lo que se debe o no comer en los hogares y lo que deben aprender los hijos; sin ningún obstáculo o crítica de la población. Apenas algún insulto de algunos pocos que por lo visto, al no haberse resecado su cerebro por el uso del bozal y la vacuna, se mantuvieron íntegros de entendimiento, ética y dignidad. Vamos, que jamás han aplaudido a los jerarcas nazis y sus carceleros.

Aún quedarán zonas negras para el próximo febrero donde se deberá demostrar obediencia y sumisión al gobierno español nazi penitenciario homosexual sanitario: centros sanitarios, farmacias, ortopedias y ópticas (no hay una razón, es solo imposición). El símbolo nazi no se erradicará fácilmente, es la prueba del éxito de una nueva dictadura que posiblemente dure otro medio siglo (España tiene el récord mundial en longevidad de dictaduras).

Si tienes que renovar las gafas, mejor compra esas lentes de lectura que venden en los centros comerciales, porque de lo contrario, vas a pasar un largo y mal rato con un bozal. Y probarse unas gafas con eso en el hocico yo no lo haría. No me gustaría, sinceramente. Cuestan demasiado dinero para encima denigrarme.

En el Tercer año de la Nueva España Nazi Penitenciaria Homosexual Sanitaria, 27 de enero del 2023.

 

Glosario del ensayo:

- Bozal: denominado mascarilla o tapabocas en la jerga institucional nazi española.

- Gobierno Nazi Español: forma de gobierno basado en el totalitarismo mediante el terror al coronavirus, un  fascismo de índole hitleriana (segregación racial severa de los disidentes, como los no vacunados), calcado de China. La instantánea intervención de medios de comunicación y prensa por los jerarcas nazi españoles marcó el triunfo más importante de este tipo de dictadura.

- Sanitario: por medio de la sanidad y los datos elaborados por sus funcionarios, se instauró el terror en la mente de los españoles, gracias también al bombardeo alarmista transmitido por los medios de comunicación y prensa. El lema de la sanidad nazi era: libertad es enfermedad.

- Penitenciario: método de gobierno represivo basado en la total privación de libertad de las manadas de humanos y estabulación en sus domicilios. Como se lleva a cabo en las prisiones del estado con delincuentes y criminales. Fue el método definitivo y sorpresivo del estado español del coronavirus, acompañado todas las tardes por una liturgia de loas y aplausos al funcionariado represor y sanitario del nazismo español. Los políticos y funcionarios de la administración pública, se convirtieron en simples alcaides de prisión.

- Homosexual: las leyes sociales que más rápidamente se han desarrollado y las que más beneficios y alegrías dan en España son las relacionadas con el mundo de la homosexualidad. Los días del orgullo gay son especialmente importantes en las instituciones del estado. Sus edificios y funcionarios exhiben la vistosa ornamentación y decoración homosexual. La bandera arcoíris, es ya el símbolo del Gobierno de la España Nazi Penitenciaria Homosexual Sanitaria.

- Encarcelamiento: es lo que el gobierno llamaba: confinamiento. El “quédate en casa” fue uno de los salmos más exitosos de la historia de España. Las fachadas de los estabularios humanos o edificios se llenaron de multitud de cartelitos infantiloides que anunciaban con una esperanza religiosa: “Quédate en casa”, “Yo me quedo en casa”, “Todo irá bien” (en todos los idiomas de la península ibérica). Paralelamente al encarcelamiento se creó una policía voluntaria, los delatores o chivatos que, vigilando desde ventanas y balcones, al igual que en tiempos franquistas, denunciaban a la policía si alguien caminaba por la calle o bien se oía ruido festivo en alguna vivienda del edificio.

 

 


Iconoclasta




23 de enero de 2023

lp--Mis amadas desconocidas--ic


Pienso en lo que no pude ser y estoy satisfecho, nunca he ansiado ser nada.

Solo observo el mundo a niveles profundos, atómicos.

Nunca me he planteado ser, porque soy. Lo mío es existir.

Sin complicaciones.

He llegado a este instante donde he adquirido ciertos superpoderes para codificar mi pensamiento profundo a la tridimensionalidad en la que habito, con precisión y fluidez. Sin límite ni prejuicio de cómo y con lo que quiera expresarme. Soy absolutamente libre y salvaje haciendo tinta del pensamiento. Y concluyo que soy un cochino sabio que al saberlo todo, no se asombra de nada. Excepto de mí mismo y mi podredumbre mental.

Desconozco los límites concretos a los que aún puede llegar el dolor y la ruindad en los humanos, pero solo es un dato cuantitativo. Sé que, grosso modo, llegará a rangos pornográficos para la cordura, la dignidad y la inteligencia. De hecho, no dejan de batir marcas todos los días. Crecen sin freno.

Lo que me desconcierta es que hay momentos en los que no sé si la amo a frecuencia de alto impacto o es mi reto.

Siempre hay una faceta de mi amada que no conocía. No puedo decir de ella lo que digo del mundo, que lo sé todo.

En las mañanas cuando mira por la ventana hacia el horizonte y me sonríe en silencio, al llevarse la taza de café a la boca, he visto una luz dorada en lo profundo de sus pupilas. Sin que el sol la iluminara aún.

Me fascinan los brillos diamantinos y texturas de su alma, tan extraterrestres y distintos.

Me descoloca e hipnotiza su ser mutable y desconocido.

Y quedo desordenado en sus dimensiones como un muñeco con la cabeza en el culo.

Es girar un diamante y observar la distinta refracción de la luz en cada una de sus innumerables facetas, en cada mujer que descubro en ella.

¿Por qué esa luz en sus ojos?

Y afirmo que las estrellas se refugian del frío cosmos en ella…

No sé si soy amante o discípulo. Quisiera ser solo amante y menos siervo de su multiplicidad.

Comparten todas ella la misma alma, la misma piel que beso y los ojos que absorben la luz, y a mí.

Y yo tan sabio, tan uno.

Tan nada…

Imagina cosas que creía imposible que pudieran ser escritas.

¿De dónde viniste, amor?

Me desconcierta ese nuevo ser que has creado ahora, en el mundo plata que reflejan tus ojos, engastados como gemas en un lugar de belleza imposible, de emociones como embates de agua tibia en las entrañas.

Soy incapaz de vislumbrar tu nuevo mundo, solo lo intuyo en tu presencia; de lo que emanas a tu alrededor. Y me pregunto dónde cabría yo tan carne y tan opaco en tu nueva creación. Y si deberé enamorar de nuevo a esta desconocida.

¿Y si no puedo?

Si tu nuevo ser no me amara, me desintegraría como mis sueños al despertar.

No tendría sentido una existencia sin vosotras, sin ti.

Eres descarada y carnal hasta excitar cada célula de mí. Y en otros momentos eres una ternura que se derrama suave y melancólica hacia el cielo, desobedeciendo a la ley de La Tierra.

No quiero conocerte, quiero descubrirte en cada momento; incluso cuando no existo porque estás atareada cambiando el universo en un extraño orden que no puedo ni quiero entender, solo quiero asombrarme. Fascinarme a tu lado.

¿Cómo puedes hacer eso? Eres de carne y piel, te he follado…

¿Qué has hecho de la vida en ese momento que has llevado el cigarrillo a la boca mirando las nubes?

Me siento tan dimensionalmente extraño en este universo-aura que dimana de ti, que siento ser una creación tuya que no sabe dónde está ni desde cuándo.

De alguna forma, siempre consigo reaccionar y rozar con los labios tu piel y crear un momento sólido y cálido donde afianzarme en tus universos sutiles y etéreos.

No me pierdas, no me dejes fuera de tu creación. Existo, quiero existir en ti, todas tú.

Y no concibo la vida sin ti.

Eres mi asombro y un hambre carnal.

Todos esos cosmos que inventas, están unidos a ti con sutiles hilos de tu alma. Una telaraña incruenta que lleva a cada una de las mujeres que amo.

Soy un amor deslizándose por esas sedas buscando el origen donde se forman, tu alma nuclear y profunda; pero no hay manera. Cuando desbocas la imaginación me desoriento y no encuentro el hilo primigenio, el que surge de ti y se derrama en líquidos sueños a tu alrededor.

He visto en tus ojos una ola romper contra el acantilado y destrozarse en rubís y esmeraldas tiñendo el cielo del color del paraíso.

No lo entiendo. ¿Cómo puedes hacer todo eso y tener tiempo para amarme?

Cuando te digo que os amo, te ríes de lo absurdo.

Y pienso que no recuerdas que tus ojos han contenido un mar sereno hace un segundo. Que algo has cambiado.

Lo que conozco de ti a ciencia cierta es el sabor de tu piel. Tanto besarte, tantas caricias…

Y la forma en la que te llevas las manos al rostro cuando te corres.

Todo lo demás es cambiante, un parque de atracciones, un drama desconsolado, una hoja que revolotea al viento, un sol de vida en tus manos…

Un niño que ríe.

Una niña coqueta que lo besa.

¿Qué has hecho? ¿A qué vienen ahora esos osos panda buceando entre corales de mercurio dorado, que desprenden burbujas haciéndose jirones de dulces almas ?

Mi amante creadora, solo soy una carne inofensiva, no puedo hacer daño.

No me dejes nunca fuera de tus mundos, ten piedad y espera a que muera.




Iconoclasta

Foto de Iconoclasta.


22 de enero de 2023

lp--Caballetes humanos--ic

Un niño de ocho años con genitales masculinos sintió curiosidad por ver el mundo que dejaba tras de sí. Observar cómo se alejaba todo cuando caminaba.

Algo maravilloso ocurrió en su cerebro, porque no existían las enfermedades mentales. Se detuvo frente a papá y mamá biológicos, como era ley llamarlos en la escuela; en la asignatura de Catecismo de Familia Inclusiva: madre y padre biológicos o bien madre y padre del amor, lo que correspondiera.

Y dobló la espalda hacia atrás rompiendo con un terrorífico crujido la columna vertebral, hasta que la nuca descansó contra las pantorrillas. Ahora veía del revés a su padre biológico avanzar hacia él y le pareció mágico.

Papá biológico gritaba alarmado su nombre: Julia. Ya no había nombres de niño o niña. Mamá biológica en su niñez fue lesbiana y papá biológico dejó el travestismo cuando la conoció en el instituto.

Papá biológico hablaba por teléfono solicitando con gratas palabras una ambulancia para su hijo biológico con el terminal frente a los labios para que identificaran si estaba infectado de coronavirus. Mamá biológica se había detenido y gritaba afectada, porque estaba prohibida la palabra enloquecida, le enseñaron que se derivaba de loca y no existían locos y locas por decreto.

Julia caminaba alrededor de su padre, que seguía suplicando con todo el respeto que es debido a la Autoridad Sanitaria ayuda médica para su hijo.

El pequeño Julia trotaba feliz con la cabeza colgando entre las piernas, fue algo hediondo de ver cuando se cayó y se rompió los incisivos y los labios se partieron. Se agitaba como una lombriz aplastada por la mitad luchando por recuperar una verticalidad instintiva. Sus intestinos dejaron escapar excrementos que contaminaron el aire. Un policía hombre con genitales masculinos les amenazó con multarles climáticamente.

Una mujer con cabeza de hombre y genitales femeninos que pasaba por allí, aplaudió al agente.

El papá biológico elevó al pequeño Julia por la cintura y le aconsejó con voz serena, para evitar denuncias de maltrato, que apoyara las manos en el suelo para mantenerse en pie. Una joven mujer con genitales de mujer, con el móvil grabó un video hasta que llegó la ambulancia. Y lo colgó en Yutup como Niño Bisagra, al instante se hizo viral (“famoso” estaba en desuso y casi prohibido).  Y se convirtió en tres minutos, Dana Ortiz, en influencer millonaria (bustos parlantes de internet que por alguna inexplicable razón captaban la atención de millones de mujeres con genitales masculinos o femeninos y millones de hombres con genitales femeninos o masculinos).

Fue muy comentado por los seguidores el plano del rostro amoratado de Julia, congestionado por la bajada de sangre a la cabeza y las escleróticas de sus ojos teñidas de sangre dándole un aspecto fiero, demoníaco. De sus labios partidos caía una baba semi coagulada, muy espesa y rosada que inundaba las fosas nasales.

A pesar de todo, Julia sonreía divertido como cualquier niño jugando, y se convirtió aún sin saberlo, en el amado fundador de los Caballetes Humanos.

La Excelentísima Doctora que acudió a la llamada de papá biológico, felicitó a Julia por tan feliz y valiente idea, lo plegó bien para que no desestabilizara la camilla y lo trasladaron al hospital.

Por alguna razón que no pudieron explicar los médicos, el niño seguía vivo y con las piernas y brazos operativos tras partirse la columna vertebral; pero su nueva condición, libremente elegida por Julia, tuvo consecuencias: las piernas quedaron rígidas como estacas, es decir sin articulación en las rodillas. Nunca más podría ponerse derecho, los intestinos se vieron afectados neurológica y posturalmente (los excrementos encontraban una gran dificultad para ser evacuados), se le hizo una colostomía permanente. El pene, era funcional, aunque debido a la antinatural morfología, orinar era difícil y antihigiénico, lo sondaron. Pronosticaron su ceguera en no más de tres años. A los seis meses los ojos colapsaron por la presión sanguínea y le trepanaron el cráneo para instalar una válvula de purga de sangre. Nunca más volvió a experimentar como quedaba atrás el mundo cuando caminaba.

Dana la influencer documentó con el permiso de la familia y pagándole un porcentaje de sus ganancias, el día a día del niño Julia que se convirtió en el símbolo de la libertad de cada cual a ser lo que deseara a costa de los demás.

Uno de los momentos más emocionantes que recuerdan millones de seguidores, fue la primera masturbación asistida de Julia, cuando llegó a la adolescencia, un año y medio después de convertirse libremente en aquella cosa. Tenía doce años.

La madre biológica retiró la sonda, tomó en sus manos aquel pene tierno y pálido y escupió en el prepucio. En principio fueron caricias sosegadas, delicadas, hasta que el falo se inflamó y se puso rígido; a partir de ese momento la masturbación fue frenética y el niño lloraba de placer y emoción. Balanceaba con paroxismo la cabeza entre las piernas ante la proximidad de la eyaculación, ante la millonaria audiencia que lo seguía. José Luís, la madre biológica, mostró su mano goteando semen ante la cámara, Julia aún gemía excitado, con los pulmones colapsados por la prolongada y agitada posición en V invertida y el rostro congestionado de sangre. Abrió la válvula instalada en la sien derecha para purgar el exceso de sangre. Sus ojos opacos, saltones y ensangrentados, miraban a un lugar donde no se encontraba la cámara para dar más dramatismo a la escena. La transmisión finalizó con la boca del adolescente en un rictus obsceno, jadeaba con la lengua colgando por encima de la nariz.

Dana contaría en una emisión por Yutup dos días más tarde, que Julia exigió a su madre que le hiciera un par de felaciones cada día.

En las redes sociales había un tráfico demencial. Se pagaban pequeñas fortunas por ver las mamadas en directo por webcam, entre los seguidores se encontraba el Caudillo de la Nación, que manifestó en una entrevista televisiva: “Ha sido lo más hermoso que una madre y un hijo habían llevado a cabo jamás”.

Un consejo de ministros decretó la condecoración a José Luís como madre biológica excepcional de aquel estado democrático de pleno derecho.

A los trece años Julia perdió la capacidad de hablar. Solo salían gruñidos de su boca debido a que órganos como la laringe, cuerdas vocales y úvula, se lesionaron o degradaron. Un transductor implantado en el cuello escribía en la pantalla de un smartphone lo que el pequeño Julia pretendía decir. A esa misma edad sus riñones dejaron de funcionar y no había posibilidad de trasplante debido a que la zona lumbar era inaccesible. Los riñones estaban ocultos en el ángulo interior que formaba su cuerpo, entre las nalgas y la espalda. Romper la columna vertebral de nuevo para dejar su torso erecto, lo mataría.

Cada dos días se conectaba a una costosa máquina de diálisis para depurar la sangre.

En una de las emisiones de Yutup, se pudo ver como la madre de Julia, dejaba en la meseta que formaba el vientre una toalla para secar tras el aseo el rostro de su hijo.

Alguien escribió en los comentarios, que no era un ser humano, sino un caballete.

Y aunque muchos seguidores le afearon e incluso le insultaron por ello, no pudieron evitar referirse a Julia, como el caballete.

Aprovechando el tirón viral, la madre, el padre y la influencer, impulsaron una plataforma social para la protección de los Caballetes Humanos que pronto tuvo una masiva cooperación con fondos y actos de voluntariado. Julia se convirtió en el primer niño caballete activista por los derechos a la libertad de transformar el cuerpo y por una vida digna.

Un día, eyaculó ante la webcam semen ensangrentado, los testículos se habían infectado y lo castraron; pero tarde, la infección se extendió y murió a los catorce años.

En todo el mundo, más de quince mil niños, alentados por sus madres y padres biológicos o bien del amor, hicieron el rito de conversión en caballetes humanos para ver el mundo alejarse cuando caminaban.

Diez mil dieciséis murieron en el acto de quebrar la columna vertebral y sus padres recibieron cuantiosas ayudas económicas a costa de los presupuestos sociales por la trágica pérdida sufrida en nombre de la libertad de elección.

La OMS creó un protocolo de tratamiento para evitar el deterioro físico de los caballetes humanos. Las afecciones del habla y la visión consiguieron ser contenidas con cirugías ortopédicas y medicación para la hipertensión así como licuación de la sangre para hacerla menos densa.

Seiscientos murieron con hemorragias internas entre los ocho y diez años de edad.

Se crearon jardines infantiles de uso exclusivo para estos niños, a los que llevaban sus progenitores biológicos o del amor, con una correa ceñida a la bisagra o vértice (la cintura de los que eligieron libremente no ser caballetes) para guiarlos y evitar las frecuentes caídas que provocaban humillantes y jocosos comentarios entre seguidores y público.

La sociedad parecía perder su capacidad de emotiva tolerancia hacia los monstruosos caballetes humanos.

Se prohibió la práctica del contorsionismo porque podía ser una forma de falsificar el estatus social y se consideraba ofensivo para la dignidad de los caballetes.

Los progenitores de los caballetes humanos que sobrevivieron al rito de transformación exigieron al estado que las pizarras en las escuelas se colocaran al revés, así como semáforos a nivel de suelo y prohibir la presencia de perros en las calles. También se sacrificaron los perros de los hogares para evitar que en algún momento escaparan e invadieran la calle que se haría prioritaria para los caballetes.

Les fueron concedidas semejantes demandas por los corruptos gobernantes del planeta, ávidos de votos fáciles. Pretendían ser gobiernos de la bondad y la piedad. A pesar de ser solo cuatro mil el número de caballetes vivos, los gobiernos pensaron que podrían ser con el tiempo muchos más, y se adaptaron escuelas, semáforos y señales viarias para los caballetes, los hubiera o no en todas las ciudades del mundo.

El papa de Roma beatificó en una gran gala a los pocos más de cuatro mil caballetes humanos de entre siete y trece años de edad.

El primer caballete humano que llegó a la mayoría de edad, fue designado presidenta honoraria de los Caballetes Humanos. Se trataba de una mujer con genitales masculinos llamada Feodor. Su secretario se hacía cargo de su movilidad y saciaba su deseo sexual, a los cuales tenía un derecho innegable.

Recibía a niños en su despacho para informarlos y demostrar con ella (a pesar de sus genitales masculinos, así quiso ser tratada) como ejemplo, la importancia de ser un caballete y los grandes beneficios sociales y económicos que reportaba semejante estatus.

Muy pronto se exigió una cuota de presencia de caballetes humanos en todas las instituciones mundiales. Se prepararon y organizaron espacios en las empresas y la administración del estado para la inclusión de caballetes adultos.

Debido a sus dificultades respiratorias, decretaron los caballetes humanos, como ministros de sanidad, los cierres de las tabacaleras y el consumo de tabaco en todo lugar, incluidos los hogares. Si ellos no podían fumar, nadie debía hacerlo. La sanidad pública celebró a sus nuevos ministros aplaudiéndolos en grandes concentraciones y promocionando con cortometrajes emotivos su gran capacidad para salvar a la humanidad de sí misma.

Consiguieron grandes sueldos y se elevaron a una casta superior a la de los seres humanos que habían elegido ser como nacieron.

Se fabricaron camas verticales con bisagra, se doblaban formando ángulo, bien podían dormir sobre el vértice o dentro del ángulo formado.

A medida que los caballetes llegaban a la mayoría de edad, eran situados exclusivamente en puestos del gobierno. Y exigieron secretarias y funcionarios caballetes, como ellos. Los gobiernos ofrecían grandes cantidades de dinero a funcionarios para que se partieran la columna vertebral mediante cirugía y así trabajar para los mandos caballetes.

Los momentos de actividad sexual estaban incluidos en la jornada laboral de los caballetes con altos cargos en el gobierno. Precisaban de especialistas sanitarios que los alzaran o movieran adecuadamente para realizar el coito, las estimulaciones orales o masturbarlos. Para las actividades anales disponían de largos vibradores articulados y flexibles para acceder al ano. Con el tiempo, en los despachos se colgaron columpios ortopédicos del  techo para facilitar las penetraciones; pero siempre necesitaron la ayuda de humanos erectos.

Cuando los caballetes humanos sobrepasaban los veinticinco años de media, sus testículos se secaban y pudrían debido a la malformación del sistema circulatorio, por lo cual debían ser castrados e indemnizados millonariamente.

Un par de ellos se balancearon en las ventanas de sus despachos para precipitarse al vacío gritando que no podían correrse y  “mi puta polla está muerta” o “mis cojones se han podrido”.

Gran cantidad de ellos se deprimían o sufrían graves alteraciones psicológicas que los llevaban a la violencia y mal trato de su servicio personal y humanos erectos en general, a los cuales discriminaban desde sus puestos de poder.

Entre la población se puso de moda llamarlos bisagras, cangrejos o rotos de mierda.

Y pronto se pasó de las palabras a la violencia.

El primer brote se dio en un colegio de primaria. Un niño erecto durante la ausencia de un profesor hombre con genitales masculinos, empujó al caballete humano diciéndole: “Me das asco. Tú no eres mejor que yo, cosa mierdosa.”.

El caballete humano se retorcía en el suelo entre una fila de pupitres intentando de algún modo incorporarse a cuatro patas. Los niños erectos del aula hicieron un corro en torno a él riéndose e insultándolo. Le llenaron la boca y la nariz con tizas hasta asfixiarlo. 

Los treinta escolares de entre nueve y diez años fueron acusados de crimen contra la humanidad y la decencia. Los condenaron a cadena perpetua.

Un influencer secuestró a un caballete funcionario de baja categoría y en un almacén en ruinas e inidentificable lo decapitó ante la webcam, demostrando que por el tratamiento médico al que eran sometidos para prolongar la vida, sus cabezas cortadas seguían vivas durante diez minutos.

Feodor, la presidenta de los Caballetes Humanos, en un comunicado de prensa dijo haber tramitado un suplicatorio al tribunal para que los treinta escolares fueran condenados a muerte por decapitación. Tres días más tarde el palacio que le había sido asignado como vivienda oficial estalló con sus secretarios y cuidadores dentro. Murieron con ella, cincuenta y seis erectos y diez caballetes auxiliares.

Respecto al influencer que decapitó al funcionario caballete, los medios anunciaron que lo habían capturado, le partieron la columna vertebral con un martillo y luego fue decapitado a los pies de la Torre Eiffel como ejemplo para la humanidad.

Había rumores de que los servicios secretos del estado escogieron un influencer al azar y el verdadero asesino nunca fue descubierto.

Los humanos erectos en grandes multitudes organizaron manifestaciones y huelgas violentas exigiendo igualdad de trato. Era una atrocidad cometida por el estado el someter a los humanos erectos a la dictadura de los bisagras o caballetes que tan solo eran tres mil a esas alturas los que vivían.

Los gobiernos del planeta viendo peligrar sus votos eliminaron los privilegios de los caballetes. A partir de aquel momento fueron cazados sistemáticamente hasta su extinción. Al igual que los progenitores y los hijos adoptados por ellos.

No quedó nadie que hubiera sentido la más mínima simpatía hacia ellos.

En las escuelas anularon los sistemas de giro de las pizarras para los niños caballete y se destruyeron los semáforos y señales viarias para ellos.

Los últimos doscientos caballetes en el poder fueron eliminados en sus despachos en una operación mundial sincronizada por grupos de humanos erectos voluntarios. Los asfixiaban obstruyéndoles las vías respiratorias con colillas de cigarrillos y segundos antes de morir, tomando sus piernas y brazos, los enderezaban con un fuerte tirón. Luego los arrojaban por la ventana al vacío.

Los caballetes humanos cayeron en el olvido gracias a la eficaz revisión de la memoria histórica por parte de los gobiernos del mundo.

La ciencia avanzó. La gente podía cambiar su cabeza por la de sus animales preferidos o mascotas.

Y por ello surgieron miles y miles de cazadores de humanos-bestias.

Debido a aquellos trasplantes terribles y dada la baja calidad higiénica de los hospitales que ofertaban tales servicios, se desarrolló una potente bacteria que extinguió a la humanidad en cuatro meses. No quedó rastro alguno de la genética humana en el planeta, al menos, ninguna viva.

El resto de especies animales, tras milenios de evolución, aprendieron a hablar y elaboraron un lenguaje claro y preciso; pero siguieron viviendo como lo hicieron durante millones de años desde que surgieron en La Tierra.

Ningún meteorito cayó del cielo.

Simplemente, La Tierra se agotó y dejó de girar. Se convirtió en un astro sin vida. Abrasador de día, gélido de noche.

Tanta mierda para nada…



Iconoclasta

18 de enero de 2023

lp--La religión: una selección ganadera de genética humana--ic

La selección genética de la especie humana por parte del poder religioso ha sido las más larga de la historia y su proceso aún sigue. Porque la política es otra religión preñada de ideologías y mandamientos. Y dada la baja intelectualidad y formación técnica o cultural de los líderes que surgen (corrupción, endogamia), se constituyen en sectas paganas lideradas por simples profetas o chamanes con corbata que predican sus ofertas sociales y económicas, que jamás cumplen, a una masa humana hambrienta de regalos, milagros y culto a la vida fácil.

Nacionalismos, comunismos, fascismos, liberalismos… Hay una amplia oferta de teología política. Y no tardará demasiado tiempo en llegar la adoración de los jugadores de deportes de masas como un rito importante. De hecho, hay visos de ello en la actualidad.

Hay un cómico que ha accedido a la presidencia de Ucrania y actores como presidentes, actores, gobernadores, alcaldes, alcaldes y empresarios sin formación humanística no técnica.

Unos apuntes sobre la evolución humana:

“Primeros homínidos: entre 7,5 y 5 millones de años atrás.

Homo sapiens sapiens la única especie que aún sobrevive de todo el género Homo, surgió hace 130000 años.

Desarrolla un lenguaje complejo 60000 años atrás.

A partir del 30000 AEC (antes de la era común) pueden hallarse objetos rituales de piedra y hueso.”(*)

Desde que surgieron los primeros cultos y ritos (animismo) a montañas, ríos, árboles o animales. Guiada la manada humana o tribu por un hechicero, comenzó la discriminación, persecución, exilio y exterminación de los ateos y agnósticos, o adeptos de otras sectas minoritarias en los asentamientos o campamentos nómadas.

En los primeros cien mil años de vida el homo sapiens sapiens consigue expandirse por el planeta sin aparente religiosidad, aunque es probable que desarrollara pequeños ritos de superchería.

Y la cima de la evolución humana: desarrolla el lenguaje.

A partir de treinta mil años atrás se encuentra en suficiente cantidad para teorizar sobre la aparición de los primeros ritos religiosos, objetos de culto de hueso y piedra.

En todas las civilizaciones y aún hoy en las actuales, los disidentes de la religión o superstición tribal eran eliminados de la población, de los puestos de poder y administración de los asentamientos humanos.

La religión o superstición servía además como excusa para invadir y apropiarse de territorios vecinos.

Durante milenios solo los creyentes y sumisos sobrevivieron y sobreviven al totalitarismo religioso. Actualmente se producen periodos de grandes genocidios contra las minorías religiosas, en Asia y África principalmente. En el siglo pasado además, en la Europa del Este con la guerra croata-bosnia. O el exterminio alemán de los judíos en la Segunda Guerra Mundial que incluye lo racial, social y religioso (una minoría cuantiosa de los exterminados, no eran judíos).

Hablan los historiadores, antropólogos y periodistas de limpiezas étnicas; pero poco se diferencian muchas de estas razas genocidas en sus continentes de la gente que exterminan, como las africanas, asiáticas o europeas, salvo en el culto religioso.

La población mundial mayoritariamente fue inducida por una selección genética violenta a aceptar la imposición y existencia de cualquier tipo de divinidad.

Con esta limpieza religiosa social, los individuos con el carácter predispuesto a adoptar una fe o superstición se reproducían entre iguales y naturalmente educaban a sus crías en la fe impuesta y sus ritos. Crías humanas que replicarían el mensaje genético que los predisponía a la credulidad y por tanto, al temor y la obediencia.

Lo que explica la propensión de abrazar la idea de la divinidad en el actual imaginario de la especie humana. Y la sumisión y adoración a las autoridades político-religiosas perdiendo alarmantemente desde inicios del siglo XXI libertades e incluso sacrificando sus necesidades biológicas a los decretos o mandamientos de los líderes político-sectarios.

El pensamiento libre y sin contaminación religiosa, desde 30000 años atrás hasta principios del siglo XIX era condenado y perseguido de forma cruenta, lo que marcó un retraso colosal en el progreso de la civilización, ya que todo esfuerzo debía estar dirigido hacia la adoración de los símbolos religiosos creados, que se traducía en el enriquecimiento de sus brujos, chamanes, ulemas, rabinos, sacerdotes, santones, reyes, aristócratas, terratenientes, militares, presidentes y dictadores.

Cualquier idea no religiosa, se consideraba herejía, penada con muerte o en el caso de las castas de prestigio, clases altas o aristocracia, con el exilio.

Fue en el siglo XIX donde tímidamente dio comienzo la alfabetización de la población, aprender a leer y escribir como un requerimiento indispensable para encontrar trabajo.

La especie humana a lo largo de estos miles de años ha derivado en otra raza de carácter endogámica, defectuosa, castrada de los atributos de la especie primigenia. Una raza más cercana a los mamíferos rumiantes. Y en la actualidad a los insectos sociales, como los himenópteros (hormigas, avispas, abejas) y neópteros (termitas).

Pasada la Edad Media, se eligió para los grandes asentamientos o ciudades la técnica arquitectónica de las abejas u hormigas para la estabulación de las reses humanas. Los ricos, dueños de las grandes extensiones geográficas, disponían así de un gran espacio, sacrificando pequeñas regiones para apilar o estabular a sus obreros o clases votantes.

A medida que pasaba el tiempo y se desarrollaba un código económico religioso de tributos y leyes contra la población a favor de las castas hechiceras o religiosas (las ricas), la política paulatinamente su fundía con la religión en el gobierno de los países. Hoy día la política se impone a la religión (salvo el islam, hinduismo y budismo), que permanece como un poder negro y oculto que da consuelo y un espejismo de dignidad a la explotación humana pobre o trabajadora.

La iglesia sentenció mundialmente en el año del coronavirus 2021: “Vacunarse es un acto de amor”.

Los endogámicos linajes religioso-políticos también sometidos a su propio sistema ganadero de mejora de la raza; religiosos en cuanto a que cualquier ideología como el nazismo o el comunismo son meras doctrinas conductuales basadas en la fe en un ser superior: el jerarca nazi o el presidente del comité. En la actualidad se afanan con febril actividad y con todos los medios disponibles de emisión de propaganda doctrinal en erradicar el intelectualismo, libre pensamiento e individualismo.

Se debe tener en cuenta que el poder o casta rica (una especie endogámica y castrada también) no es especialmente inteligente, solo hereda un estatus social y político. Con lo cual su escaso intelecto o mediocre inteligencia queda en evidencia ante intelectuales, libre pensadores y académicos. Esto no lo pueden permitir, mostrar su ignorancia e incapacidad; de ahí que se colectivice (globalización) el ingenio y la creación, para que toda autoría sea el resultado de una masa amorfa sin rostro y sin nombre, que un jerarca político “democrático” (eminentemente lerdo) sea el ejecutor de pastorear o liderar hacia tal fin.

El individuo es la pesadilla del estado y de toda religión.

No puede ni debe resaltar más humano que el que se encuentre en los círculos de poder. A excepción de los necesarios bufones de distracción de los rebaños humanos, como cantantes, actores, personajillos gurús de redes sociales y bustos parlantes televisivos que son designados por el poder político-religioso.

Es por esta endogamia de las razas gobernantes o pudientes, la razón de que al llegar un político a liderar el gobierno de un país, precisa de una corte de educadores con un presupuesto millonario a cargo de los insectos de la colonia, para que ofrezca una ilusión de cultura, conocimiento y capacidad intelectual ante la masa votante.

En el caso religioso, los conocimientos llegaron de Dios, por supuesto; a través de una legión de sacerdotes y frailes recopilando y transcribiendo información de libros, códices y pergaminos que almacenaban en sus sótanos para exclusivo uso y disfrute: oscurantismo. Actualmente el cristianismo y su iglesia, dedica un gran presupuesto en legiones de arqueólogos, historiadores, antropólogos y lingüistas buscando una mínima prueba de la existencia de Jesucristo. Quien dice cristianos, dice musulmanes y judíos.

Las democracias son gobiernos de estructura insectil, apoyados por el voto de esa raza humana primorosamente seleccionada y evolucionada mediante técnicas ganaderas como cualquier raza de vaca, toro, perro o gato; para el fácil pastoreo y obediencia y la longevidad del poder de los ricos o político-religiosos.

Cuando hablo de estructura insectil, me refiero a la comunicación estado-población. La población en esta era tecnológica recibe los impulsos eléctricos y químicos (como los insectos coloniales en sus colmenas y termiteros) que el estado envía como decretos de restricciones de libertad y necesidades biológicas; la población las recibe a través de sus teléfonos móviles y televisión, reaccionando esta masa insectil globalizada con obediencia o temor.

Según sea la frecuencia y tensión de los impulsos electroquímicos que emita el estado, la masa insectil reaccionará con obediencia, conformismo o euforia; pero jamás con violencia o crítica, porque la castración física y mental es total en las castas inferiores.

No hay guerras entre naciones desde hace siglos. Las guerras son entre las distintas sectas ideológicas o endogámicas familias millonarias que desean obtener todo el poder, el que otras sectas ostentan. Es prácticamente una guerra entre mafias.

Que los fenómenos meteorológicos llamaran la atención del hombre prehistórico tanto como para achacarlos a actos divinos (algo que teorizan los antropólogos e historiadores como el origen del culto religioso); no me parece una buena hipótesis. El clima no era nada nuevo, nacían y crecían con él, era su vida. No era fácil que llamara la atención algo tan cotidiano como las flores que se abrían y cerraban o los frutos que surgían de los árboles, la lluvia, el viento, la nieve... No había nada extraordinario en estos fenómenos.

Tuvo que haber una experiencia que sirvió como comburente para prender la idea de religión o ritual; como el delirio por fiebre, por narcosis, por ingesta de vegetales tóxicos, por locura, etc… Convirtiendo éstas alucinaciones en experiencias místicas que narraban a los miembros del clan.

La locura, cerebros enfermos de algunos de aquellos humanos.

Un cazador (cazadora no, puesto que olían más por la menstruación en un mundo sin compresas ni desodorantes) hambriento en un mal día de caza come los frutos que el bosque ofrece, algunos son tóxicos o narcóticos y alucina cosas raras que narra a su clan como una epifanía.

Entiendo así la aparición de lo religioso o esotérico por causa de delirios narcóticos, o enfermedades psiquiátricas como la esquizofrenia, cuyas imágenes se extendieron venenosa y paulatinamente durante miles de años hasta hoy.

Una vez creado un culto, al hechicero o sacerdote no le costaría demasiado inventar leyes y condenas así como mitos para impactar en los crédulos. Un ser que vive a costa de otros, al verse libre de tareas de supervivencia como la caza y recolección, disponía de mucho tiempo para perfeccionar sus mitos y profecías.

La religión, en los inicios de la humanidad, en sus primeros asentamientos se convirtió en ley y autoridad. Había tan escasa capacidad de comunicación (solo había comunicación oral, la escritura aparece sobre el 3100 a.C.,  o sea, 27000 años más adelante tras la aparición de los primeros cultos) que templos y parajes de culto se hicieron sumamente necesarios para el adoctrinamiento de la población.

El control estaba en el miedo y el castigo. A partir de estos dos conceptos, la religión se convirtió en el medio de gobierno que se ha mantenido durante más de treinta mil años.

En la actualidad y en la práctica el método de gobierno es el mismo: la fe, el oscurantismo y la credulidad insectil de la masa. Con otro decorado y otros ritos menos cruentos, pero infinitamente más psicológicos en una humanidad pervertida por los milenios, ya nacida para ser pastoreada o globalizada sin pudor ni escrúpulos por parte de los mismos endogámicos sacerdotes y hechiceros de la antigüedad.

 

*Breve historia de las religiones del mundo, Roberto Vivo.

 

 



Iconoclasta


15 de enero de 2023

lp--¿Y si existiera Dios?--ic


Que ya no fuera necesaria la fe, ni imaginarlo como ahora, con la imagen que cada uno cree que tiene.

Que existiera con rostro y cuerpo, grande o pequeño; pero táctil, opaco.

Lo que existe no tiene magia ni misterio.

¿Es que nadie lo entiende? Tener a ese Dios sería como ver siempre, durante toda la vida al mismo jerarca. Sus superpoderes e impunidad provocarían el odio hacia él.

El miedo y siempre el mismo rostro, como un castigo durante toda la vida llevaría al hastío.

La gracia de Dios está en su inexistencia inofensiva, protectora y bonachona de quienes le rezan por sus penas y banalidades.

Crédulos…

Es aterrador el infantilismo mezquino de la masa humana.

Si Dios existiera te haría daño, te arruinaría, te asesinaría por tus errores que son pecados en su ley.

Solo una vez mueras, se apiadaría de ti.

Sus cochinos volubles designios…

Devoraría a tus hijos para poner a prueba tu obediencia a sus órdenes, decretos, mandamientos.

La existencia de Dios sería la absoluta humillación y esclavitud de la especie humana.

Un rostro vulgar, una hipócrita y venenosa voz, una mirada malvada.

Ver todo eso todos los días, sin poder escapar de él…

Desearías asesinarlo antes de morir.

Su existencia sería el infierno, con millones de miserables adorándolo.

Algo tan sucio y grotesco como el cerdo que se folla a la puta en las películas enfermas.

Así de obsceno sería ese Dios y sus creyentes.

Un tirano inmortal que pasaría de padres a hijos, a nietos, a bisnietos...

¡Qué desesperanza de vida!

El Dios que te hundiría la cabeza en mierda porque tu vecino reza más.

¡Hijo de puta!

Imagina a Dios palpable, audible y visible destruyendo tu vida ocupándola en cada segundo con su mierdosa omnipresencia, hurgando en tu pensamiento. Destruyendo a los que amas por sus humores inescrutables, paranoicos y depravados. Favoreciendo a los indeseables, ignorantes, ruines y cobardes, colocándolos en el poder terrenal político.

Desearías no nacer en semejante mundo.

E imagina que naces, que ya estás en él.

La tristeza y la grisentería en tu piel como un aceite ácido que te deshace día a día lentamente, sin cura.



Iconoclasta


14 de enero de 2023

lp--El amor y la soledad--ic


El amor nace entre un hombre y una mujer, entre dos seres.

Un solo ser humano no ama si no es amado; por mucho que grite y sufra. Eso es ambición o deseo o ilusión, depende del momento anímico de ese ser; pero no es amor.

Entiendo el amor como un intercambio de emociones, una complicidad entre dos.

El auto amor no existe, no puedes amar en soledad. Es una perversión imposible ese “amar”.

No todos somos susceptibles de amar. Los hemos de naturaleza solitaria, y eso es tanto como ser anti amor.

Y cuando eliges soledad…

Tú mismo, ya eres mayorcito para saber lo que haces y atenerte a las consecuencias.

Follarse a la puta es la confirmación de la soledad, no hay soledad mayor que la piel extraña que compras.

Te equivocaste, mano.

Así que echas de menos el amor y te torturas lo suficiente para reconocer que siempre hay otra cara de la moneda y a lo hecho pecho.

Está bien, no existe el auto amor; pero es imposible pensar que no la amo.

Sé que no soy coherente con mi soledad; pero me paso la coherencia por el culo.

Luego, en algún momento daré una patada a una solitaria piedra del camino del anti amor; y con una blasfemia pensaré que diga lo que diga mi yo sabio e infalible, la amo. Ser románticamente ridículo, es una de las grandezas de la soledad, principalmente porque no hay nadie que se ría de ti.

E irremediablemente se lo escribiré: te amo.



Iconoclasta

Foto de Iconoclasta.


8 de enero de 2023

lp--Vivir entre una turba de fanáticos sectarios votantes--ic


Toda esa chusma religiosa y votante da mucho miedo. Tengo la sensación de caminar entre psicópatas analfabetos asesinos. Deformes mentales por endogamia…

Los mismos que quinientos años atrás acudían en familia a disfrutar comiendo y bebiendo de las ejecuciones de gente inocente acusada de brujería o de matar un jabalí sin permiso, de la forma más cruel en las plazas de aquellas enfermas y sucias ciudades.

Es como si la mezquindad se reencarnara una y otra y otra y otra y otra vez…

Actualmente las sectas ciudadanas del voto y la obediencia al estado que se agrupan en izquierdas -comunismos y socialismos destructores del individuo y la creación- y derechas -facciones nacionalistas, chauvinistas o racistas-, siguiendo instrucciones de sus actuales amos nazis homosexuales sanitarios, apoyaron y ejecutaron con gran fanatismo y orgullo “cívico” la segregación racial de los no vacunados por coronavirus, considerándolos gracias al adoctrinamiento propagandístico del nazismo homosexual sanitario español, el origen (en el colmo de la imbecilidad humana) del coronavirus (creado realmente por los propios gobiernos para instaurar las actuales enloquecidas dictaduras de carácter homosexual sanitario).

Millones de personas de baja formación cultural e intelectual (básicamente la mayoría de la casta paria o trabajadora) aplaudieron a sus jerarcas nazis, carceleros y sanitarios del gobierno, en una gran orgía global de un euforizante nazismo renacido.

Y su vacuna ansiada, tan solo era una hostia con la que comulgaron con el nazismo marica sanitario. Porque no vacuna.

La chusma o masa votante se embruteció como un solo animal gigantesco y rindió culto religioso y sexual a sus burócratas nazis, en silencio por un bozal que los humillaba y les dificultaba el habla. Permitió con decadente pasividad el perdón y premio de corruptos y traidores miembros del gobierno que alcanzaba a amistades y familias de los dirigentes nazis homosexuales sanitarios.

En poco menos de dos años, la población del siglo XXI, sobre todo en España y Europa, descendió al nivel de ignorancia, superstición, cobardía y mansedumbre de la chusma de quinientos años atrás, de los siglos, XV, XVI y XVII.

Miles de generaciones en todo el mundo se ensuciaron de mezquindad sectaria y miserable moralina. De una nueva idolatría postrándose, hincándose ante los genitales de sus amos en el gobierno. Cediéndoles además a sus hijos para ser adoctrinados, alimentados con la ideología alimentaria nazi homosexual sanitaria y sexualizados por ese nuevo nazismo que se impuso con el coronavirus.

Actualmente los librepensadores están vetados, censurados por los estados nazis homosexuales sanitarios (todas las democracias pre-coronavirus). En peligro de ser linchados y asesinados por cualquiera de las turbas adeptas al nuevo nazismo que son mayorías absolutas en todos los países de La Tierra, ya sea con retórica de izquierdas o de derechas.

Ese ansia de la gente de pocas luces o poca cultura por creer en el más allá, en lo paranormal, en las supercherías religiosas, sectarias o paganas, etc.. Indica el alto grado de vacío y frustración que hay en sus vidas. El nazismo homosexual sanitario ha sabido rellenar esos huecos.

Desde los primeros asentamientos humanos, la especie humana comenzó a degenerar hacia el comportamiento insectil. Esa forma de humillar al individuo va contra la especie humana, es instintivo. Por ello, la chusma o población mundial trabajadora, está sometida a una constante educación y adoctrinamiento de carácter ganadero-veterinario. Influyendo con los medios informáticos y audiovisuales en las costumbres, sexualidad y alimentación de las masas humanas trabajadoras.

Lo que explica toda esta fe inquebrantable en los modernos gurús o brujos tribales multimillonarios, que propagan su falsa cultura que es, ni más ni menos, que el mismo oscurantismo que todas las religiones mayoritarias del mundo practicaron con sermones supersticiosos.

La sociedad que mantiene esta humanidad mezquina ya no le puede ofrecer más que la misma banalidad todos los días y sus cerebros lerdos no atinan a comprender esa alarma que su instinto primigenio les lanza; son incapaces de comprender cuál es su mal.

La inusitada violencia que ha surgido entre la ciudadanía, es un síntoma.

Cree la gran mayoría que hay un mundo nuevo esperándoles cuando mueran. Necesitan lo sobrenatural para dar interés a sus vidas que se ha convertido en la misma monotonía químico-eléctrica de los insectos.

El homosexualismo ideológico del nazismo sanitario es una doctrina y una experiencia mística para que hombres y mujeres, niñas y niños se entretengan en investigar y pervertir su sexualidad; llenando así sus espacios mentales en blanco durante un rato y se mantengan decadentemente mansos y obedientes. Un tiempo que los gobiernos nazi sanitarios homosexuales usan para preparar nuevas enfermedades y vacunas. Nuevos medios ganaderos y doctrinas con las que controlar una población ya deforme, radicalmente distinta de la especie humana original.

Una vez has observado y experimentado la mezquindad humana no puedes dejar de verla continuamente. La experimenté como una mala y sucia película pornográfica cuando todas esas masas quejumbrosas y lloronas, se apiñaban para recibir la hostia nazi homosexual: la vacuna. Con el bozal en el hocico para no hablar, solo escuchar. Y enfermarse con una respiración podrida y un pensamiento pusilánime para continuar siendo dependientes del Nazismo Sanitario por el tiempo que les quede de vida, cuando al final serán procesados sus cadáveres como fertilizantes o piensos.

Los monstruos existen y son peligrosos por su envidia e ignorancia feroces. Son miles de millones.

Me siento maldito, acechado por esos monstruos terribles, los anodinos y hambrientos de ser pastoreados y no pensar.

A lo largo de la historia la chusma mezquina (la baja población, la trabajadora) ha pedido muerte y sufrimiento para los que son superiores en inteligencia, en cultura u ostentan creatividad o libertad en su pensamiento. Y también han pedido, la muerte y el sufrimiento ajeno, a su amo el gobierno como mero entretenimiento.

La decadente Roma ha surgido de nuevo…

Ocurrió lo mismo hace un año: pedían hambre, cárcel e incluso muerte para los que decidieron no vacunarse. Lo pedían con furia, creyendo firmemente que los no vacunados eran los culpables de todo lo que ocurrió. Como los alemanes de la era nazi pedían la muerte de los judíos, con la misma bestialidad, con la misma envidia, la misma ignorancia; pero sobre todo, con la misma obscena mezquindad que no ha podido abandonar la especie humana desde los siglos imperecederos en los que se comenzaron a crear grandes concentraciones humanas, ciudades que en la práctica son simples granjas donde se estabulan, amansan, seleccionan y adiestran a los humanos que las llenan.

Algunos vacunaron a sus hijos con urgencia. Y algunos hijos murieron; pero las estadísticas nazi homosexual sanitarias los consolaron: solo eran unos pocos.

Y las líneas genéticas de la mezquindad, siguen siendo seleccionadas con absoluto y estricto control por los líderes del nuevo Nazismo Homosexual Sanitario Mundial.


En España, a ocho de enero del dos mil veintitrés, Tercer Año de Gobierno Nazi Homosexual Sanitario.



Iconoclasta