15 de septiembre de 2016

La componenda institucional del tabaco


Por mí como si ponen la foto de un bebé descuartizado y su cabeza al horno con una manzana en la boca. Fumar es tan malo o bueno como vivir, así que se pongan en fila india para ir besándome los genitales mientras fumo.
Vamos a ver: ¿cuántos son los fumadores que no sufren cáncer?
Nadie piensa en esos datos porque el poder, el gobierno, lleva a cabo una campaña simple y descaradamente mentirosa. Y es tan eficaz porque solo cosas así de simples y falsas puede asimilar el pensamiento de la población.
O sea, saben muy bien unos pocos listillos, que a los idiotas se les repite unas cuantas veces una mentira y la asumen como dogma.
Las fotos de mujeres violadas, de niños maltratados y muertos, de hígados podridos, de accidentes mortales, de bomberos y equipo sanitario de un gasto desproporcionado, deberían figurar en las botellas de licores y cervezas.
Hay fotos de todo tipo, no son difíciles de encontrar ni hay que ser un genio de la publicidad.

 Cirrosis.

Ahí, en las botellas, es donde deberían estar, porque el gran gasto sanitario no es el tabaco, el gran gasto sanitario y las más bajas calidades de vida social se encuentran en la bebida.
Un fumador no precisa la asistencia de dos enfermeros y un equipo médico de urgencias, de patrullas de policías con alcoholímetros, de bomberos trabajando durante horas. De asistentes sociales atendiendo a los hijos maltratados por los borrachos. O las mujeres violadas o apaleadas.

Botellón.

Ahí se va el dinero, el gran gasto público.
No en el daño que hace el tabaco, siempre inferior además, a la mierda que dejan en el aire los vehículos al circular.
Por otra parte, nadie me prohibió nunca aspirar el humo de las soldaduras.
No, este asunto del tabaco es una gran mentira de políticos y millonarios para tener bajo control a la chusma.

 Accidentes de tráfico.

Como ocurre con el cambio de horario de verano a invierno. No sirve para nada  más que para provocar más gasto público en los ciudadanos con más funcionarios; pero es la forma más descaradamente (¿subliminal?) de los gobiernos de decir a su ganado: "Amanece y  anochece cuando nosotros queremos".
Es una granja de gallinas esta sociedad.
No soy tan cabrón e hijo de puta para preocuparme en el gasto que provoca el rescate de un escalador o un esquiador al que tienen que socorrer. De quien se accidenta  practicando esos deportes idiotas y sin gracia "de riesgo", como la suprema estupidez del puenting.
O quien va en bici y se cae.

Violaciones.

Unos practican deportes y actividades que pueden llevar a un gasto social y yo fumo, aún salgo más barato.
Han lavado el cerebro de los idiotas haciéndoles creer que el tabaco es el peor de los venenos; pero promueven y alientan el consumo de alcohol y no se entera nadie.
Las grandes concentraciones de estudiantes borrachos, son objeto de noticia de carácter lúdico. Maldita la gracia de los borrachos...
 Un estudiante borracho que aprueba por casualidad su carrera (como muchos), un día será un médico que os matará.
O un juez de mierda que aburrido, arruinará vuestra vida.
Y es que los millonarios (empresarios) y el poder, quieren evitar el tabaco porque es un hábito que lleva a la reflexión. Es un hábito que hace un stop en el tiempo de trabajo (de esclavitud) y que les jode un dinero. Y sobre todo, lleva a la reflexión de quien fuma.
Lleva a concluir cuando fumas cansado de trabajar durante horas por una miseria, que la vida es una basura. Que son unos hijos de puta ladrones los que te pagan esa mierda.
De ahí que se aliente el consumo de alcohol, para que los abusos a los que son sometidos los trabajadores o clases sociales más bajas, pasen desapercibidos con la narcosis tras el trabajo. Durante el fin de semana los fracasados empapan su mierda de vida y falta de libertad con copas y cervezas. Y así cada día con su cervecita al salir del trabajo y con la borrachera del fin de semana.
Y no es nuevo este sistema de control, la desaparecida URSS consiguió tener a más del cincuenta por ciento de la población laboral alcoholizada.
Era necesario tenerlos borrachos para que no fueran conscientes de su deprimente forma de vida, con su absoluta falta de libertad.
El gobierno franquista, era el único consuelo (junto con el fútbol de miércoles y domingo) que daba al pueblo bajo.
Los gobiernos actuales también, solo que han sabido engañar mejor y con un repulsivo carácter paternalista y sanitario falso como un billete de monopoly. Como si a un deficiente mental le acarician la cabeza para sosegarlo, así se trata a la población.

Maltrato infantil.

Esencialmente, la mayor parte de la población es ignorante, no tiene sentido crítico y mucho menos inquietudes intelectuales. Y así pasan desapercibidas las maniobras que para cerebros más operativos, resultan un insulto a la inteligencia porque no puedes creer que algo tan obvio, pase desapercibido entre tantos millones de chusma.

Alcoholismo y miseria.

La chusma, el pueblo que vota a sus mierdas de representantes, carece de memoria histórica; de hecho, decir que el ser humano es inteligente es otra mentira más. Solo algunas excepciones son capaces de ver con claridad el engaño y la mezquindad.
Mejor que no jodan tanto con el tabaco y que la chusma aprenda un poquito de la historia y de la mierda que comen cada día a pesar de lo que trabajan y lo que pagan.
Hay cientos de putas fotos para adornar también las botellas de licor y cerveza.
A la mierda con tanta estupidez.
A la mierda con ese engaño tan facilón y a la mierda con los crédulos.
Idiotas unos y otros.


Iconoclasta

No hay comentarios: