16 de septiembre de 2005

Te partiré en dos

Soy fuerte y tenaz como la puta madre que me parió.
Te joderé por dentro y por fuera; penetraré en ti con mi polla en el cerebro y en el cuerpo.

Aunque estés un millón de coños más allá de mi alcance.

Deseándote como el agonizante desea otra bocanada más de aire.

Duro como el hueso fosilizado de un dinosaurio, seré inmisericorde poseyéndote, amándote.
Convirtiéndome en tu mundo, cegándote a todo.
Ciega... Sólo verás mis labios, mi maldita polla buscándote. Mi puño aferrando el pene hasta el colapso sanguíneo.

A mí no hay dios quien me frene.
Soy un rayo entre tus piernas.
Te partiré en dos.
La polla que rasga...

El ansia que babea desde mi boca a tus pechos. Como un infecto ser que desea joderte, embarazarte de placer y amor.
De una pasión enfermiza que me vuelve loco.
Mi polla loca...

Desgraciado y fuerte y tenaz.
Embistiéndote. Grita y gime:
"¡Soy tu puta!"
Te partiré en dos.
Iconoclasta

No hay comentarios: