16 de septiembre de 2005

Hijos del agobio

HIJOS

DEL

AGOBIO


Yo ya había terminado mi jornada laboral
y encontrábame más a gusto que dios si existiera derrumbado sin elegancia alguna
en mi butaca.


Justo en el momento en que me estaba untando el pene con crema hidratante entró mi hijo en casa acompañado por un nuevo amiguito.
Se acercó y me dio un cálido beso en mi sonrosada mejilla mientras le decía:


-Cuidado con la polla que la tengo pringada de crema, no te vayas a manchar
¿Cómo ha ido el día? ¿Muchos deberes?
-No muchos. Papa… ¿me has traído una caja de condones de sabor a cola?
-Sí, y si quieres le puedes dar una a tu amigo. He traído 15 cajas.

-Se llama Viriato y es nuevo en el cole.
-Hola Viriato.-el niño se me quedó mirando atónito mientras yo masajeaba mi pene.



No estoy acostumbrado a las visitas y como tengo todo el día la polla al aire en el control de calidad de la fábrica de condones; pues no consigo habituarme a esconder el rabo ante las visitas.

-Es que mi papa trabaja probando condones y cuando llega a casa se pone crema en la polla.- le explicó Iconito para calmar la angustia interior que se apoderó de Viri al ver mi rabo reluciente.

Viriato nos miraba un poco descolocado, cosa que me extrañaba en un niño de una edad tan avanzada, a los 11 años una polla no debería espantar a un chaval. O les enseñas los secretos de la vida pronto o te comen el tarro con preguntas estúpidas y cuando se la pelan crean en sí mismos un gran complejo de culpabilidad . Y los psiquiatras cobran una pasta.

La Maríah Carey estaba bailando al son de una estúpida canción que no valía una mierda pero; era imposible no despegar los ojos de la pantalla cuando el vestido volaba queriendo descubrir sus grandes tetas.

A veces creo que mi

destino va íntimimante ligado a un hedonismo

exacerbado, hiper-realista,

neobarroco y existencial. Creo que mi semen ha

engordado más ratas en la

alcantarilla que el de ningún otro ser (a veces la

vena filósofa se apodera de

mi mente en vez de hacerlo del pene).

Aparte de esta mierda de la MTV, soy un asiduo de Discovery Chanel, que la cultura la cuido mucho.

-¿Dónde están los condones?
-Los he dejado en el cajón de mi mesilla.- le respondí a mi hijo sin separar la vista de las tetorras de la Carey.
-Vamos Viri.-le dijo a su amigo, y los oí salir del comedor.

Cuando acabó la actuación de la Carey se me fue la mano con el masaje y acabé eyaculando en la tapicería así que blasfemé un rato y limpié el semen con el faldón de la camisa. Total, nunca lo llevo por fuera del pantalón.

Me fumé unos cigarros y me quedé medio dormido.

Pasó casi una hora hasta que me despertaron las risas de mi hijo y su amigo que llegaban desde la habitación de Iconito.

Me llamó la atención la risa aguda de Viriato, estridente y de un ritmo cuasi lujurioso ; tan repelente como sus dorados rizos matemáticamente formados y dispuestos en su cuero cabelludo.

Parecía realmente un noble romano, un patricio de la Roma Clásica.
Un poco maricón para mi gusto.

Pero yo estaba tranquilo por la naturalidad y sencillez de mi hijo, el jamás se haría esos rizos, ni se teñiría y ni mucho menos se reiría con ese tono agudo y estridente.
En el Canal Pus daba comienzo la emisión de la película Black Hawk derribado y me quedé allí enganchado como una polilla a la pantalla. Y justo cuando le estaban intentando pinzar la femoral al marine en medio de unos gritos de espanto, oigo a mi hijo reír con una voz aguda, muy parecida a la de Viriato.

Me dirigí al cuarto y espié por la rendija de la puerta:

Mi hijo estaba intentando penetrarle el culo y del pene le colgaba un condón.

-No tío, sino aprietas fuerte no entra.-decía Viriato mientras se separaba las nalgas con las dos manos.
-Es que se me dobla la polla.-respondía mi hijo presionando con su pene fláccido en el ojete de Viriato.

Yo sonreí como buen padre comprensivo y entré en la habitación.

-¿Se puede saber qué coño estáis haciendo, hijoputas?

Se quedaron paralizados al verme; el condón de mi hijo resbaló al suelo. No abrían la boca.

-Estoy esperando…
-Le estaba enseñando a Iconito cómo se folla. Jugando a papás y papás.
-Querrás decir a papás y mamás. Por cierto, que no a todas las mamás les gusta que les den por culo. -acabé reflexionando; pensando en los berridos de mi mujer la última vez que se la endiñé a traición...
-Yo tengo dos papás, uno con barba y otro de pelo largo.

Es un hijo de maricones… Coño, pues vaya amistades se busca mi hijo.

-Bien, pues os vestís y tú te vas a casa de tus maricones padres a darles por culo a ellos. Iconito, tú te vas a duchar ahora mismo y te quedas sin cónsoloa durante un par de meses.
-Pero no hemos hecho nada malo, sus padres lo hacen, como tú y mamá.
-No es lo mismo, tu madre no tiene barba y su culo no rasca.
-A mí me gustan las tías, lo que pasa es que ellas no me enseñan como se folla y en cambio Viriato sí. -se defenció Iconito .
-Sí, yo lo sé porque mis padres me lo han explicado. Y me han dicho que tengo mucha suerte de haber sido adoptado por ellos porque podría haber caído en una mala familia. Los homosexuales son todos buenas personas. Y no como los heterosexuales que son violentos y maltratan a sus hijos. Que son todos unos incultos.

Yo medité y llegué a la conclusión de que no soy un insensible, porque si mi hijo se me hace maricón le parto la cara. Yo soy un padre con inquietudes.

Así, que no me lo pensé dos veces y le solté al proyecto de marica una colleja en el cogote que escupió el condón que estaba masticando a modo de chicle.

-Venga Viriato, vete a casa y límpiate el culo. -le dije con muy poca paciencia.

Antes de salir por la puerta de la habitación se giró y me preguntó:

-¿Dejará venir a Iconito conmigo para participar en el desfile del orgullo gay? Mis papás nos llevarán disfrazados de mujeres con tacones muy altos y tetas postizas. Y con pelucas largas. Incluso subiremos a una carroza que conduce mi tío con un pasamontañas de piel y cremallera en la boca.Yo ya me sé de memoria la canción Macho Man para cantarla en el karaoke.
-¿Qué dices , tío? Yo no voy a esa fiesta de maricas.-le contestó mi hijo, evidentemente asustado. Es clavado a mí, angelito...
-Vale, chachi, pero si te lo piensas mejor, me llamas. Yo iré con vestido azul de púrpura, como mis papis. ¡Anda… !Si ya debería estar en casa probándome el liguero…¡Adiós, Iconito. Adiós Sr. Iconoclasta!

Con los maricas siempre ocurre lo mismo, siempre van con prisas y ocupados en mil y una actividades, son tan activos y sociales. Siempre tan agobiadísimos...
Son tan "guays"...


Y el pequeño maricón se marchó al trote hacia su casa.

-Papa, es que tenía ganas de saber lo que es follar…
-Pues habérmelo dicho y ya te hubiera dejado un DVD porno, de follar. Y también tengo una conocida del trabajo que ya te enseñará, ya... Pero no me vuelvas a hacer una mariconada de estas.

Y lo dejé solo en su cuarto y ni puto caso me hizo de la prohibición de jugar con la cónsola.
Y en Black Hawk derribado ya estaban bombardeando los puestos avanzados de las milicias mafiosas…
Joder, es que nunca puedo ver tranquilo una película.
Pero me sentí orgulloso de ver como mi hijo crecía en un ambiente de tolerancia, donde convivía entre maricas y gente normal. Menos mal que mi genética es fuerte y esa adolescente ocurrencia es producto de las ganas de follar… De las hormonas.

Yo sí que me la cascaba con ganas...

Niños… Es que siempre te sorprenden.
Pero el Viriato ese, no entra más en esta casa.
Cambié de canal y conecté el Playboy TV; es que no entiendo nada, ¿cómo hay seres que no se excitan con esas tetas… esos culos… los chochos tan bien recortados…?
Vaya mierda de mundo.

Al final acabé haciéndome una paja reflexionando profundamente sobre el porqué de la existencia de los maricas y su desmesurada sensibilidad, esa afición que tienen a lucir los pelos del culo con pantalones sin nalgas. Vestidos de drags queen y riendo como idiotas...En sus selectas bodas tan maravillosas y bien organizadas...

Y me corrí con los dedos de los pies contraídos…
Buen sexo.

Iconoclasta, 16-9-05

No hay comentarios: