15 de septiembre de 2005

El diario de Germán

El diario de Germán (un regalo de mis papás)

Mis cosas

- Mis papás me miman.

- Mi papá se llama Ricardo, mi papá se llama Miguel.

- A veces mi papá Ricardo se enfada y hace llorar a mi papá Miguel.

- Otras veces se besan y se abrazan.

- A veces se duchan juntos y se tocan la pilila.

- También me besan entre los dos cuando me voy a dormir, me quieren mucho y sus caras me pican.

- ¿Por qué no hay papás suaves como las mamás de otros niños?

- Mis papás tienen una voz muy fuerte y a veces me asustan cuando hablan de noche ¿Por qué no hay papás de voz suave como las de las mamás de otros niños?

- Me gustan las mamás porque son suaves y guapas.

- No he podido hacer en el colegio el regalo del día de la madre porque me ha tocado clase de informática.

- Mis papás dicen que es lo mismo un padre que una madre. Es mentira.

- Cuando mis papás me recogen en el colegio no me dejan jugar en el parque con los amigos porque siempre tienen prisa.

- Las mamás siempre se quedan en el parque y llevan bocadillos. Yo como en casa con mis papás.

- Soy el único niño de la clase que en el regalo que hacemos para el día del padre he de escribir en la tarjeta: Para mis papás.

- A veces mis papás roncan tan fuerte que me dan miedo.

- No me gustan mis papás desnudos porque son peludos.

- Sus manos siempre son duras; las manos de la señorita Clara son suaves.

- Hay niños que cuando salen de clase se abrazan a sus mamás. A mí me da vergüenza abrazarme a mis papás.

Arreglando y limpiando mi habitación he descubierto el estúpido regalo que me hicieron mis "padres", el diario que escribía de pequeño. Ahora soy mayor.

- Mis padres son maricones y me he peleado con Axel porque me ha llamado maricón. Le he partido la nariz y él a mí me ha hinchado un ojo.

- Yo no soy maricón como mis padres: le he dado un beso en los labios a Marga y le he tocado las tetas. Se me ha puesto la polla dura.


- Esta noche he oído a mis padres darse por culo y me ha dado asco sus voces.

- Me río con mis compañeros de mis padres maricones. Cuando salimos de marcha, les damos caña a los maricas porque yo no soy maricón.

- Mis padres nunca han querido decirme quien es mi madre porque no me hacía falta.

- Ellos crecieron con una madre, yo no.

- Si recuerdo mi infancia, me parece repugnante.

- A la mierda con este puto diario.

Iconoclasta

No hay comentarios: