18 de julio de 2007

2500 € por polvo, por cachorro. Yo me tiro a mi madre por menos

Está muy bien, pero como buen cínico y maltratado por la administración que soy, recelo.
Porque... ¿Me van a robar más dinero de la mierda que cobro?
¿Los españoles que somos hijos de españoles tendrán derecho a cobrar ese dinero?
¿O sólo será para los inmigrantes? El poder ha dicho que todo hijo español será premiado, pero si es como en los negocios, sólo favorecerán a los inmigrantes.
No es malo, pero los que nacimos aquí, también tenemos derecho a las ventajas fiscales.
¿También darán dinero a los que profesan religiones vejatorias para la mujer, o que son partidiarios del radicalismo islámico? ¿Vamos a premiar a futuros terroristas?
Es que me da por culo, no puedo evitar que aparte de querer acumular votos, hay tras esa ley (2500 €/polvo de lleno) un trasfondo cobarde y de falso bienestar.
Puede que esté de mal humor y lo vea todo mal, pero desconfío de todo ese dineral que se va a regalar, incluso a los que están nadando en la abundancia, tampoco es justo que al que gana miles de euros al mes, le regalen la cuna, el cochecito y un buen reloj. Dijéramos que es pornográfico que un país tan pobre como España, quiera ejercer esa romántica generosidad.
Sólo temo que me roben más dinero y se lo den a quien no se lo merezca, y aunque se lo merezca, mi dinero es mío y yo me lo he ganado. No soy un político de mierda ni un refugiado político con ansias de protagonismo que ha de hacer gestos de gran generosidad con el dinero de los obreros.
¿Por qué no se lo descuentan a todos los cabronazos diputados cortesianos y senadores de sus sueldos que ganan sin ningún esfuerzo?
No estaría mal.
Cuando yo reine, cagarán bolas de acero.
Menos mal que el humor es lo último que se pierde. Pero puede que tampoco me quede humor.
Me tienen hasta las pelotas.
Buen sexo.




Iconoclasta

No hay comentarios: