14 de marzo de 2007

Las mini-putas de Armani

El defensor del menor de Madrid dice que son como mini-putas.
A mí es es que me encantan estas noticias, me la ponen dura (no las niñas, claro, me la pone dura la inquisición y su rijosa sonrisa) y es tan inevitable que hable de ello como el que por quimioterapia a alguien se le caiga el pelo.

Yo digo que las podría considerar mini-putas si viera el anuncio sin más en la aduana de Bangkok, Cuba, Vietnam y algún país europeo del este.
A mí no me parecen putas, a mí no me ponen; pero parece que al defensor del menor le inspira la foto algo sexual. Se le nota en sus declaraciones como mortificado.
Si este país tuviera una conducta lógica, me atrevería a decir que pertenece al PP, pero como es un país que funciona con monedas, como una tragaperras, no estoy seguro de que no sea de Izquierda Unida o algún partido ecologista.
Como escribiría Shakespeare: "Algo huele a podrido en Dinamarca".
Es un provincianismo típico de los acomplejados países pobres que se las quieren dar de tener una elitista cultura europea. Una pena y un ridículo.
Menos mal, que el pobre Shin-Chan sólo enseña la polla en los dibujos, porque si le pintaran los labios, lo quemarían en la hoguera.
Los arribistas siempre a su carroña.
Mientras tanto, la publicidad va en alza; las empresas también saben como montárselo bien conociendo el funcionamiento sencillo y previsible de los más mortificados y tortuosos censores que no pueden "tolerar" nada.
El botellón sí, claro.

Y aquí la noticia del ABC:


Armani asegura que no había malicia en su anuncio infantil

14-3-2007 03:09:12

Aparentemente sorprendido por las críticas a su publicidad infantil en España, el Grupo Armani manifestó ayer que «nunca hubiésemos podido imaginar que se pudiese entrever malicia en aquella imagen». La gran multinacional de la moda añade que «por el estilo de nuestras campañas y la atención máxima que prestamos cuando aparecen menores de edad, nos sorprende de verdad y nos disgusta mucho que se haya podido dar cualquier otra interpretación». El Grupo Armani respondía a las críticas del Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda sobre el anuncio en que aparecen dos niñas (una de rasgos orientales) ligeramente maquilladas, una de las cuales lleva un bikini y pantalón corto. Según Canalda, la fotografía «parece que fomenta el turismo sexual, y no se puede tolerar».

En su comunicado de ayer, la empresa afirma que la línea Armani Junior está destinada a niños de tres a doce años, «por lo que no se puede prescindir de imágenes de niños vestidos con las prendas que se anuncian». El texto precisa que el anuncio para el mercado español había sido planificado para su publicación un solo día, el 9 de marzo, en un único diario, con sede en Madrid.

Buen sexo.

Iconoclasta

No hay comentarios: