1 de septiembre de 2006

Ley del Talión

Si los musulmanes y sus facciones radicales han de gozar de cierta tolerancia progresista (un eufemismo por cobardía) de que su religión es su forma de vida y cabe respetarla. También adoro de una forma franca y sonriente a Israel, a los judíos y su ley.
Son los únicos que estando rodeados de enemigos por todas partes han tenido la valentía de bombardear a esos piojosos terroristas que son los de izbolaj, los que verdaderamente tienen en un puño a su gobierno libanés. De todas formas, cada pueblo se merece el gobierno que tiene y el gobierno libanés ha permitido que mataran a sus hijos y familias, no son excesivamente inteligentes.
Y no les ha servido de una mierda escudarse en sus hijos, mujeres y viejos, provocar la muerte de su propia gente para desacreditar a los judíos.
Por otro lado teníamos al presidente español haciendo el ridículo con un pañuelo palestino en la cabeza, olvidando nuestros muertos provocados por terroristas musulmanes.
Mi admiración hacia Israel y su rotunda forma de no admitir negociación alguna con ningún asesino.
Al final, uno acaba concluyendo que la guerra es la única salida a un conflicto en el que los muertos gotean durante años y años.


Era de imaginar, ahora les enviamos a los libaneses ayuda, tropas, mensajes de esperanza y mierda en bote delicadamente perfumada.
Churchill dijo: Debían elegir entre el deshonor y la guerra, eligieron el deshonor y por tanto la guerra.
Los occidentales son cobardes por naturaleza y porque están bien asentados en su decadencia. Ni siquiera 400 muertos entre España y el Reino Unido han bastado para comprender que al enemigo no se le ha de dar ni agua.
Se les presta ayuda para que nos vean buenos, que no hay rencor por los muertos que han causado los mierdosos integristas islámicos. Pero seguirán metiendo bombas donde les apetezca, y no les importará que se trate de un país cobarde y miserable como España para volver a hacer volar a la peña en pedazos.
La cobardía no es una moneda de pago ni una medida diplomática. Es simplemente un insulto a los muertos.
No se puede alimentar y proteger el terrorismo por una cuestión de cobardía, eso hará más daño. Deberían aprender de los judíos y tener un poco de dignidad, hostia.
A los moros que los ayuden sus moros y que un país tan miserable y en la cola de la unión europea como es España, se dedique a sanear primero sus miserias. Y cuando esté saneado y se hayan olvidados de los inocentes que mataron en los trenes, entonces que se dediquen a obras benéficas.
Y sobretodo, que se gasten el dinero en lo que necesitamos en nuestro país, gilipollas.
Al enemigo, ni agua, coño.
Y los cobardes deberían meterse bajo tierra y no molestar a nadie. Ni ofender con su puta cobardía a las familias de tantos muertos.
Si han caído bombas y han destrozado el líbano, que lo reconstruya la puta izbolahhh...
Buen sexo, y que les den por el culo con una caña rota a los cobardes de mierda.

Iconoclasta

No hay comentarios: