29 de julio de 2014

Chulería y vanidad



Pequeñas licencias literarias…

Un instrumento cortante en la piel siempre ayuda a mantenerte en la realidad y sobriedad cuando las letras se ponen duras.

Como diría aquella canción: “Cuando el camino se pone duro, el duro se pone en camino”.

La chulería y la vanidad no están reñidas con ser un magnífico escritor como se puede ver.

También podría ser más decente; pero como que no quiero.

No hay comentarios: