1 de octubre de 2016

Cuchara doblada


Tu mirada y tu presencia me doblan, me arquean y tornan el mundo al revés.

Soy la cuchara que se dobla entre los dedos de un charlatán mentalista.
De un mal prestidigitador.

Me doblo por la fuerza del amor que sufro, me arqueo desesperado.
Me doblo para fascinarme con tu coño desde un ángulo y una altura apropiados.
Me doblo rendido a ti.

Pobre mago de feria, se cree el ingenuo que el poder está en sus dedos, en su mente.

Y eres tú  poderosa, hermosa, descarada, de labios húmedos ante el monolito trémulo que es mi bálano nervioso, venoso, cremoso...

Eres tú la que me doblas, la que curvas mi pensamiento duro y frío para hacer que todo en mi mente seas tú.

Soy una cuchara doblada que quiere posarse entre tus labios, que busca colmarse con el manantial obsceno que nace en lo más íntimo de tus piernas.

Soy la cuchara doblada en los dedos de un pobre mago ingenuo que no sabe de su torpeza.



Iconoclasta

No hay comentarios: