20 de marzo de 2013


1 comentario:

Pablo López dijo...

No hay esperanza de un mundo mejor, los que de verdad podrían hacer algo por crear una vida interesante e inquietante, se van. Reclaman morir.
Y los otros quierene eternizar su miseria viviendo más, todo lo que puedan.
Mal presente, peor futuro.
Besos, mi reina. Larga vida, mi amor.