30 de enero de 2013

Soy nadie




Soy nadie,
mierda para Dios y jueces.
No grito, mascullo escupiendo saliva.
No me duele, sudo.
No creo, ignoro.
No respeto, soporto.
No desprecio, detesto.
No gozo, la meto y me corro.
No convivo, no pedí nacer.
No hay raíces, padre está muerto.
No hay recuerdos, madre está muerta.
No respiro, un océano a los pies de mi hijo.
No habito, soy reo.
No soy eterno, la eyaculación es efímera.
No creo, los observo y  los juzgo.
Soy nadie,
tal vez un pene erecto.
No tengo espacio, soy materia cósmica caída en La Tierra.
No circula mi sangre, no tengo.
No tengo rostro, los ojos miran un espejo árido y vacío.
No soy nada y mi pensamiento truena.
No pienso y ardo con mi alma corrosiva.
Soy nadie y sueño con mundos silentes.
Soy nadie y esplende con dolor la vida en mis ojos.
Asaz vida…
No son nada y muertos y enterrados ocupan menos espacio.
No soy bondad ni equidad, maldigo todo lo que respira.
No tengo compasión por los hijos deformes,
por la piel pegada al hueso,
por un vientre herniado,
por la risa de una madre,
por el llanto de un amor roto,
por la mamada de una boca de encías sin dientes.
No soy paciente, la vida dura una mierda.
Soy nadie, hijo de un semen caído.






Iconoclasta

No hay comentarios: