17 de noviembre de 2007

El dios Shiva entre idiotas

En la India, una niña nació con cuatro brazos y cuatro piernas. Durante esta semana ha sido noticia la operación a la que la han sometido para cortar esos miembros sobrantes, restos de un hermano gemelo que no consiguió desarrollarse.
Pero de esta noticia, lo que más llama la atención, es que la familia se negaba a que a su hija la operaran. Decían que era la reencarnación del gran Shiva el destructor.
Y no deja de ser irónico, ya que en la mitología hindú, este dios es una especie de asesino a sueldo por encargo de otros dioses. Un instrumento para controlar la natalidad de la humanidad.
Los dioses tienen miedo de que los humanos puedan serlo tambén.

Y yo pienso en esa familia de hijos de puta, en su puta madre, en su puto padre, en sus mierdas de abuelos, en sus asquerosos hermanos y putos tíos y primos.
¿Cómo unos padres pueden ser capaces de joder la vida de su hija más de lo que la tiene ya?
Esa niña no debería volver con esa familia de tarados subnormales. Que quemen a la familia entera encima de una balsa, en el Ganges sucio y apestoso.
Místico como una mierda en un altar.
No te jode...
¿Respeto por una civilización o religión? Que respeten primero a sus hijos.
Pandilla de hijos de puta...
Porque ser pobre o ignorante no es una excusa para ser un hijo de puta avaricioso y querer exponer a una persona con una seria deformación como un monstruo de feria.
Me meo yo en el misticismo de los hindús.
La madre que los parió. Lástima que Inglaterra en su tiempo no hubiera hecho algo más definitivo con esos idiotas.
Bueno, me la voy a pelar pensando en como Shiva es capaz de masturbar a cuatro tías hindús y buenorras con todo ese follón de brazos. Soy pelo fetichista.
Pero no permitiría el sufrimiento de un hijo mío.

Buen sexo



Iconoclasta

No hay comentarios: